FacebookMySpaceTwitterGoogle BookmarksLinkedInPinterest

ORDER YOUR SIGNED COPY

MARISKALROCK | CRÓNICA CONCIERTO V ANIVERSARIO

 

Crónica de The Val + Private Rock: Lustro dorado

5 abril, 2016 10:00 am Publicado por   VER EN WEB MARISKALROCK

 
 

Sala Boite, Madrid

El inexorable paso del tiempo nos recordaba este viernes que los madrileños The Val cumplían cinco años de existencia, todo un motivo de celebración por el que quisieron dar un concierto especial de aniversario en el que repasaron sus dos álbumes hasta la fecha, ‘Back’ y ‘Heading for the Surface’, junto a muchos amigos, seguidores, y músicos.

La agradable sorpresa de la noche fue la actuación del grupo invitado (siempre me gusta más que el término peyorativo de teloneros).

Private Rock es un trío en formato acústico que cuenta con Erik Cruz, un grandioso vocalista hijo del fallecido cantante y actor Tony Cruz; la violinista (inminentemente eurovisiva según nos dijo) Milena Brody, que con su instrumento enriquecía de forma muy notable la puesta en escena de la banda; y Antonio Pino, un guitarrista muy versátil (es el hacha de Leo Jiménez en su nuevo álbum ‘La Factoría del Contraste’)

private-rock

Private Rock con Antonio Pino, guitarrista de Leo Jiménez

“Until Your Suffer Some” del guitarrista Ritchie Kotzen, “I Saw Red” de los americanos Warrant,  una impresionante “Silent Lucidity” de Queenrÿche (para mí la mejor), “Soldier of Fortune” de Deep Purple, “Is This Love” de Whitesnake, y un bonito colofón con “Don’t Stop Believing”, nos dejaron unas magníficas sensaciones y unas ganas locas de volver a ver a esta fantástica formación.

Gaby-de-val-directo

Gaby demostró el buen estado de su voz

Fue entonces cuando llegó el turno deThe Val. No hemos fallado en ninguna de sus citas en la capital madrileña, gozando de su música en distintas salas, por lo que poco que añadir que no hayamos dicho antes sobre las bondades de este combo.

La maravillosa y cálida voz de Gaby de Val, junto al virtuosismo y perfeccionismo del guitarrista Alfonso Samos (¡Menuda pedalera!), complementados por los elegantes teclados de Tony Ortega y los valiosos coros de María Lopéz, junto a una contratada  base rítmica con el sólido Alex Morell al bajo y el poderoso Rubén Berengena, hacen que sus directos sean una auténtica delicia; tanto para los que somos amantes de las buenas melodías, como para todos los que sepan apreciar la música de calidad bien construida.

Su repertorio se basó en los dos citados álbumes, comenzando tras una intro con “Wreckage of My Heart”, para seguir con la vitalista “Up to Where you Are”, “Wish You All the Best”, y una de nuestras favoritas: la excelente “A Kiss in Dragon Night”. Tras una pausa para tomar un poco de respiro siguieron cayendo grandes canciones como “My Heart is Beating”, “She is Dumb a Blind”, “Roses and Chains”, y la rockera y desenfadada “Johnny’s Got A Red Car”.

the-val-guitarra

Alfonso Samos hizo gala de su virtuosismo

Gaby, tras presentar a sus músicos y dar las gracias al público, quiso agradecer la presencia en la sala de David Erick, el que fuera el primer teclista de The Val, el cual grabó su primer disco. Pero él no fue el único invitado de la noche. En el terreno instrumentista, el maestro José Carlos Molina se subió al escenario para aportar su solo de flauta en “Borderline”. Por el lado de la voz, la entusiasta Beatriz Rico se dejó el alma interpretando a dúo junto a Gaby “I Saw Him First”.

“Stardust”, la bellísima “The Unwritten Songs” y la reivindicativa “The Age Of The Sun” pusieron un bonito broche final a un nuevo capítulo de esta fascinante y embriagadora vuelta a los escenarios de The Val.

El único pero que puedo ponerles, y desde el cariño claro, es que se dejaran fuera un tema muy relevante para esta casa (sintonía de cierre del programa Rockcinante), y que a mí me pone el vello de punta por su elegancia en interpretación: “Hold On”, también conocida por “No mires atrás” en su adaptación al castellano.

Felicidades por vuestro trabajo… ¡y a por otros cinco!

Texto y fotos: José Luis Martín.